El turismo antídoto contra la crisis

Julio vuelve a ser bueno para el empleo y confirma su condición como uno de los meses más favorables para aminorar la todavía elevada tasa de desempleo que soporta el pais. El verano y el empuje del turismo están ejerciendo de catalizador para el mercado laboral y el paro se ha reducido. Con esta nueva bajada, ya lleva cinco meses seguidos reduciendo sus cifras de desempleados y deja el número de demandantes registrados en las oficinas del SAE en 160.546.




Otro dato a tener en cuenta en esta nueva oleada de cifras publicada ayer por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, es que la bajada de desempleo suponen una moderación en el ritmo de creación de empleo, si se compara con el pasado mes de junio.

La mejorada marcha de la economía viene acompañada por otra buena noticia, que es el incremento del número de cotizantes a la Seguridad Social. En pleno auge de la temporada turística, julio supuso un aumento cotizantes. Aunque las cifras todavía sean ruborizantes, al menos, se confirma una constante tendencia a la baja.

Una vez más, la maquinaria del turismo es la que le ha tomado el pulso al desempleo y el mayor descenso de desempleados se ha producido en el sector de servicios. Aunque de manera más tibia, la reducción del paro también se ha extendido al resto de los sectores.

Como siempre, las sombras vienen de la mano de los contratos y de su excesiva temporalidad. Esto se traduce en que un 94 por ciento de los contratos firmados lo han sido de manera temporal.

Para los sindicatos estos datos, lejos de servir para vanagloriarse, son motivo suficiente para frenar cualquier atisbo de euforia excesiva. La secretaria General de UGT, aseguró ayer que «es casi imposible recordar en nuestra provincia un mes de julio donde no haya disminuido el paro». «Estacionalidad y precariedad son los conceptos que definen nuestro mercado laboral», concluyó.

0 comentarios:

Publicar un comentario